Capadocia, la tierra de los mágicos globos

Capadocia, la tierra de los mágicos globos

Capadocia es uno de los lugares más hermosos de este mundo y durante muchos años estuvo en mi lista de sitios por conocer. Mi primera impresión de Capadocia fue que literalmente se ve como un planeta diferente. La región es famosa por sus peculiares formaciones rocosas, valles llenos de “chimeneas de hadas” y casas de palomas, ciudades llenas de hoteles en cuevas y por supuesto un cielo lleno de hermosos y mágicos globos.

¿Cuándo es el mejor momento para un paseo en globo en Capadocia?

Los globos de aire caliente funcionan durante todo el año, y el mejor momento para hacerlo depende totalmente de la disposición  de cada persona.  Visité Capadocia en la temporada de verano y el paseo en globo fue una experiencia maravillosa, sin embargo, durante el invierno el paisaje es mágico, ya que toda la ciudad y sus valles están cubiertos de nieve. Es importante reconocer que los globos de aire caliente son dependientes de las condiciones atmosféricas y se podría presentar  una cancelación debido a las malas condiciones climáticas, por lo tanto, es importante pasar allí unos pocos días para no sufrir la decepción de no poder volar.

¿Cuál es la mejor compañía de globos de aire caliente?

Actualmente hay 30 compañías de globos funcionando en Capadocia, con una variedad de servicios y precios. Recomiendo reservar el vuelo al llegar allí en vez de en línea porque puedes tener una impresión de la calidad del servicio y un buen descuento si pagas en efectivo. Los precios para el vuelo varían de una compañía a otra,  están sujetos a la capacidad de la la canasta y la calidad del servicio que cada compañía ofrece. Nuestro hotel recomendó la empresa ” Butterfly Balloons ” y toda la experiencia fue increíble. El precio del vuelo en globo aerostático fue de 160 euros por persona. La cesta era para 16 personas pero para que podamos tener mayor espacio la llenaron solo con 12.

Mi experiencia de globo de aire caliente

Cuando les dije que es necesario pasar más de dos días en Capadocia, yo no estaba mintiendo. Reservé mi vuelo para mi primera mañana en Capadocia ya que tenía miedo de que hayan cancelaciones. Bueno, esa mañana me sentía muy enferma y tuve que cancelar mi vuelo ya que quería estar en mi mejor estado para esta experiencia.

En la segunda mañana me recogieron en mi hotel a las 4am pero después de una larga espera todos los vuelos fueron cancelados debido a vientos muy fuertes. Es el Gobierno quien regula los vuelos en globo aerostático, y si, dicen, que nadie vuela hoy por las malas condiciones, entonces nadie vuela. En ese momento me sentía muy triste y preocupada … ¿y si no podía volar en los próximos 2 días? Mis pensamientos en ese momento eran que perdí un día perfectamente bueno sólo porque estaba enferma y que probablemente voy a perder mi oportunidad de estar en un globo en el lugar más mágico de este mundo.

En la tercera mañana, me recogieron nuevamente a las 4 am de mi hotel junto con otras personas. Llegamos a la oficina de “Butterfly Balloons” donde teníamos nuestro desayuno mientras esperábamos el anuncio de sí volaba o no. Finalmente, nos dijeron que era un buen día para volar y yo era la mujer más feliz en este mundo! Estábamos separados por grupos y nos llevaron en un mini bus al lugar de despegue junto con nuestro piloto.

Fue un momento muy lindo el ver inflar el globo, entonces sentí que todo era real! Una vez que estaba completamente inflado, subimos a la canasta y despegamos. Nos llevaron a ver las primeras luces de la mañana cuando el sol empezó a subir, lo que es una experiencia surrealista. Volamos por alrededor de una hora y media a través de los diferentes valles, subiendo muy alto mas o menos 600 metros  para obtener una hermosa vista panorámica y también muy bajo lo que nos hacía sentir  que estábamos tocando el suelo.

Entonces nuestro piloto anunció que era el momento de descender y aterrizar, para mi sorpresa nunca aterrizamos en el suelo ya que la zona era muy rocosa para desinflar el globo. En lugar de eso aterrizamos en la parte superior de un remolque y fuimos remolcados a una zona más limpia. Una vez que el globo estaba en tierra, la tripulación nos pidió que saltáramos  encima  el globo para ayudar a desinflarlo. Luego celebramos con una copa de champán y nos dieron nuestros diplomas de vuelo!

Bueno, la mejor palabra que tengo para describir esta  experiencia es que fue mágico ya que el paisaje es absolutamente impresionante. Sé que las fotos rara vez hacen justicia a una vivencia  visual de este tipo.  Además muy recomendable  disfrutar las magníficas y únicas vistas de los valles y la ciudad de Goreme.

 

Save

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *